Biocombustible: de verde, nada de nada

El biocombustible es el término con el cual se denomina a cualquier tipo de combustible que derive de la biomasa - organismos recientemente vivos o sus desechos metabólicos, tales como el estiércol de la vaca, maíz, soja, etc. al contrario de los combustibles fósiles como el petroleo o el carbón.

Muchas marcas de coches están comercializando coches con la etiqueta de ecológicos cuando realmente se trata de vehículos que utilizan biocombustibles como fuente de energía, eso sí, en algunos casos acompañados de una reducción del CO2.

Hace unos meses, la Unión Europea declaraba que revisará su política sobre biocombustibles por los perjuicios que ocasionan. El objetivo de la UE estaba fijado en lograr que en 2010 el uso de biocombustibles en el transporte alcanzase el 10%.

El problema es que al comenzar a utilizarse suelo agrario para el cultivo directo de biocombustibles, en lugar de aprovechar exclusivamente los restos de otros cultivos, se ha comenzado a producir un efecto de competencia entre la producción de comida y la de biocombustibles, resultando en el aumento del precio de la comida como vemos en el siguiente gráfico.

Indice de precios de los alimentos - fao

Además, al reducir la superficie de los bosques para cultivar productos relacionados con los biocombustibles estamos cambiando árboles por cultivos que reducen a su vez los bosques que renuevan CO2.

Algunos casos realmente alarmantes se ha dado en Argentina, donde han tenido un aumento de precio en la carne de vaca, duplicando o incluso llegando a triplicar su valor al cambiar los campos de pastos por campos de cultivo para biocombustibles, o en México, donde la compra de maíz para producir biocombustibles para Estados Unidos ha hecho que en el primer semestre de 2007, la tortilla de maíz -que es la comida básica en México- duplique o incluso llegue a triplicar su precio. Mucho más cerca, en Italia o España, el precio de la pasta o del pan se han incrementado sustancialmente por las mismas razones.

Por último, cientos de miles de familias en Asia, Latino América y África están siendo desplazadas de sus hogares para poder convertir sus tierras en grandes plantaciones de maíz o de soja. En Argentina, 150.000 familias y en Paraguay 90,000 han sido ya desplazadas por los cultivos de soja. En Tanzania 11.000 habitantes han sido expulsados de sus pueblos por el biodiesel. In Indonesia, Naciones Unidas ha declarado que millones de Indígenas podrían convertirse en los nuevos refugiados del biocombustible.

La próxima vez que en vuestra gasolinera más cercana veáis el símbolo de “bio”, sabréis lo que conlleva este combustible.

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT