Híbrido en competición: ¿Quién será primero?

Peugeot hibrido

Normalmente la competición sirve como campo de pruebas de las líneas de producción, un sinfín de elementos que han triunfado en los circuitos, acaban años más tarde en nuestras calles. Pero en ocasiones es el mercado quién dirige los pasos de la competición.

Uno de los éxitos recientes ha sido incluir coches diésel en competiciones de velocidad. Audi captó la atención del mundo entero con un proyecto con un coste superior a los 70 millones de euros al año para obtener la victoria de un diésel por primera vez en las 24 horas de LeMans.

Tomando ejemplo del éxito de Audi, en una reciente entrevista a L’equipe, el nuevo Presidente de Peugeot Jean-Philippe Collin, afirmó que estaban fabricando un coche de competición híbrido para competir en pruebas de resistencia en 2009. Este coche podría empezar a probarse en Junio en las pistas francesas para asaltar el reinado de Audi en las pruebas de resistencia del año que viene. Además, Peugeot combina el motor híbrido con un diésel, por lo que pretende utilizar la ventaja en los repostajes que dió la victoria a Audi con sus TDIs.

Pero Peugeot no lo tendrá fácil. La marca japonesa Toyota, pionera en los coches híbridos con el Prius, pretende asaltar la competición con un modelo híbrido, conscientes que esto sería el espaldarazo definitivo a las ventas de coches ecológicos. En el caso de Toyota, parece que se lo están tomando con más calma y que no intentarán competir hasta tener muchas opciones de obtener la victoria.

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT